bricolaje

Herramientas imprescindibles para un manitas en casa (Parte 2)

Hace nada preparábamos la primera parte de un especial que podríamos titular como Los imprescindibles de un manitas. Hoy seguimos con otros objetos necesarios en casa de todo aquél que adore el bricolaje y que no se asuste ante cualquier reparación (pequeña) que su hogar pueda necesitar. Podéis repasar la primera parte de la lista aquí.

Un par de clásicos: el martillo y el cutter

Por supuesto, estos dos amigos del manitas no pueden faltar en la colección de imprescindibles. Sus usos son innumerables, y se compaginan con varios de los objetos que hemos visto hasta ahora: haces un agujero con el Black & Decker, pero acabar de poner el taco con el martillo; si aun así sobresale el taco, se corta con el cutter antes de seguir adelante.

Un metro

Por supuesto, no puede faltar un medidor. Si además podéis tener otros objetos con los que confirmar que un cuadro o estantería queden rectos, mejor que mejor, pero desde luego, al menos una medida tendréis que tomar antes de agujerear o cortar nada. Por eso mismo, un metro (cuanto más largo mejor) no puede faltar en el armario de utensilios de todo buen experto en bricolaje (o aspirante a).

Cinta americana sí, Loctite o Super Glue también

Nos hemos deshecho en halagos hacia la cinta americana, y con razón. Pero tampoco negaremos lo necesario que resulta tener en casa pegamento ultra-adhesivo e inmediato para cuando… bueno, principalmente, cuando se caiga algo al suelo y se haga añicos. Lo cierto es que desde que se comercializó este invento su utilidad tiene, es innegable, aunque haya que andarse con ojo para impedir que gotas traicioneras acaben haciendo un estropicio cayendo donde no deben. Protege la mesa donde vayas a ponerte manos a la obra. Y ten alcohol y algodón cerca para cuando debas sacarte restos del pegamento de los dedos.

 

Botiquín de primeros auxilios

Todos somos unos manitas. Todos y todas somos el mejorel amo/a del bricolaje y para todos, colgar un cuadro es pan comido. Sólo que no es verdad, y a veces las cosas son más difíciles de lo que parece y las complicaciones se cruzan en el camino. A lo largo de este díptico de imprescindibles hemos hablado de cútters y martillos, de Black & Deckers y de bombillas… Un campo de minas para los accidentes domésticos. Por eso mismo, tener soluciones en casa para evitar males mayores es nuestro deber.

 

Y vosotr@s, ¿añadirías alguna herramienta más? ¡Dejad vuestros comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *